Carta al director

10.000 CATALANES EN ESTRASBURGO PARA PROTESTAR FRENTE AL PARLAMENTO EUROPEO

El 2 de julio se ha inaugurado el nuevo Parlamento Europeo. Con la atención centrada en la elección de cargos, la UE ha querido pasar por alto que faltaban tres eurodiputados en el hemiciclo. Esto supone la vulneración de los derechos políticos de dos millones de ciudadanos catalanes, españoles y de otros paises que votaron por Carles Puigdemont y Toni Comin (exiliados en Bélgica porque en España serían juzgados vengativamente) y Oriol Junqueras (encarcelado preventivamente desde hace casi 2 años y con una futura sentencia que se prevé muy dura). España les acusa de rebelión por haber organizado un referéndum de autodeterminación y haber declarado la independencia de Cataluña, sin llegar a aplicarla, para conminar España a negociar sobre un conflicto que ignora sistemáticamente. Y ahora, España, en su combate antidemocrático contra este proyecto legítimo y no violento, ha puesto condiciones imposibles para los electos exiliados y encarcelado, y en consecuencia los quiere borrar del mapa político europeo. Si permitiéramos eso, permitiríamos que los estados pudieran invalidar los políticos que no deseen por cualquier motivo. Esta intento de vulneración de España sobre dos millones de ciudadanos europeos, ha motivado que, en un día laborable, 10.000 catalanes hayan viajado 1.200 km para hacer la manifestación más grande que se recuerda ante el Parlamento Europeo. En su campaña de desinformación, la prensa española apenas ha hablado de la manifestación o ha intentado desprestigiarla. El Tribunal de Justicia de Luxemburgo deberá emitir pronto un veredicto, que no puede ser otro que permitir que tomen posesión del cargo de eurodiputados por el que han sido elegidos.

Jordi Oriola Folch

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *