Expertos en ciencia ciudadana se reúnen por primera vez en Yucatán por la conservación de la naturaleza

Mérida, Yucatán. Yucatán es la punta de lanza para potencializar las acciones de conservación de la naturaleza en la región. Ayer  30 de octubre se realizó el primer Foro de ciencia ciudadana: “Explora y conoce la riqueza natural de Yucatán”, en la Universidad Marista de Mérida, una oportunidad para reunir a expertos del sector gobierno, academia y organismos de la sociedad civil e intercambiar información sobre iniciativas y casos exitosos de ciencia ciudadana y medio ambiente.

El evento fue organizado por la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Yucatán, National Geographic Society, la Universidad Marista de Mérida y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO).

El objetivo del Foro es presentar la red de ciencia ciudadana sobre biodiversidad NaturaLista (www.naturalista.mx) y sus aplicaciones en el conocimiento de las especies de plantas y animales, particularmente en Yucatán, así como algunas historias de éxito con la ciencia ciudadana en distintas áreas: ciencia, salud, turismo, educación, cultura y ambiente a nivel nacional.

El Foro contó con la participación Karla Amador por parte de la Universidad Marista, Sayda Rodríguez, Secretaria de Desarrollo Sustentable, Scott Loarie, creador de la plataforma INaturalist y Carlos Galindo Leal, Director General de Comunicación de la Ciencia de la CONABIO.

Además participaron los naturalistas Cecilia Álvarez de la iniciativa turística Green Jay, en Quintana Roo; Carlos Velazco, colaborador de Natioanl Geographic y tutor de NaturaLista, en Nuevo León; Juan Cruzado, consultor independiente en Yucatán; Roberto Rojo, director del Planetario Sayab, en Playa del Carmen, y Adriana López, de la Secretaría de Salud de Hidalgo.  Juntos dialogaron sobre ¿cómo beneficia la ciencia ciudadana a través de la red social Naturalista en el turismo, la investigación, educación, cultura y la salud, además de debatir sobre cómo promover y mejorar el uso de NaturaLista.

Se reconoció la importancia de involucrar a la sociedad para participar en la ciencia ciudadana. La plataforma digital NaturaLista es una nueva forma que permite unir la intervención de la sociedad en la actividad científica, y ya es la red de ciencia ciudadana más grande de México.  

El reto es transformar a la ciudadanía para que participe, explore, observe y conozca su naturaleza, esto de la mano con involucrar a los gobiernos locales y tomadores de decisiones en la conservación de la naturaleza de la región. No se puede hacer un trabajo de conservación efectivo si no hay una comunicación y cooperación entre los gobiernos, sociedad y la academia.

Con la aplicación NaturaLista www.naturalista.mx  se reúne conocimiento de la riqueza natural de todo México. Se trata de una red social en donde el público comparte fotografías de plantas, animales y hongos, y tiene una aplicación móvil gratuita disponible para Android e IOS.

La plataforma es enciclopedia, catálogo fotográfico, mapoteca, guía de campo y sobre todo pasatiempo educativo. A casi seis años de su lanzamiento, en diciembre de 2013. Actualmente, la red social cuenta con casi 59 mil usuarios, quienes han aportado más de 1 millón 600 mil  observaciones (fotografías de naturaleza), de más de 31,400 especies contribuyendo así activamente al conocimiento de la naturaleza de México.

La cooperación entre el Gobierno del estado de Yucatán y la CONABIO tiene el objetivo de promover la participación ciudadana en el conocimiento y conservación de la naturaleza de la región, siendo uno de los ejes de acción de Estrategia para la Conservación y Uso Sustentable de la Biodiversidad de Yucatán, que hoy fue presentada en el evento de firma de convenio de colaboración entre las dos instancias.

Finalmente, se busca generar una sociedad más involucrada en la conservación de la naturaleza z través de la ciencia ciudadana, en donde todos podamos generar datos útiles para la misma ciencia, para el desarrollo turístico y económico, para la historia natural y cultural de una región, para la prevención en temas de salud pública y mucho más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *