Posadas, oportunidad de trabajar desde el núcleo la prevención del delito

El objetivo es hacer partícipe a los miembros de la comunidad en actividades positivas para fomentar el acercamiento y la convivencia entre los habitantes de colonia Guerrero.
Ciudad de México a 04 de diciembre del 2019.- Con el propósito de contribuir a la construcción positiva del tejido social en la colonia Guerrero, Fundación Reintegra ha iniciado la organización de la posada navideña celebrada desde hace más de 15 años, en donde el equipo de trabajo en conjunto con los beneficiarios de los programas y habitantes de la comunidad participan para preservar una de las tradiciones más populares en México.

El objetivo de la realización de este tipo de actividades es, en primera instancia, hacer partícipe a los miembros de la comunidad en actividades positivas para fomentar el acercamiento y la convivencia entre familias, amigos y otros grupos sociales, que inmersos en la dinámica diaria de la colonia Guerrero, pueden desvincularse de su grupo, lo ideal es mantenerlos unidos y que mejor que sea a través de nuestros usos y costumbres.
Trabajar con la comunidad es una tarea en la cual pocos quieren invertir tiempo porque requiere de mucha planificación, observación y participación para que los resultados se noten y se sostengan a través del tiempo. Sin embargo, es crucial para evitar la escalada delictiva entre nuestra población juvenil, como sociedad nos hemos olvidado de hacerlo.
“A menudo escuchamos el concepto de tejido social, sobre todo cuando se refiere a programas y políticas de bienestar pero en realidad se desconoce su importancia. En Fundación Reintegra sabemos que es una clave fundamental en la comunidad, sin la cual la solidaridad y la empatía no podrían ocurrir. Se refiere al establecimiento de relaciones significativas creadas con responsabilidad afectiva.” Dijo Jimena Cándano, Directora General de Fundación Reintegra.
Mucho se habla de reconstruir el tejido social en grupos como el de la colonia Guerrero que por su contexto histórico, económico y social se han visto envueltos en proceso de normalización de la violencia, de los cuales ellos no son conscientes y que termina por impactar el bienestar de terceros. Sin embargo, es importante entender que en estos casos no es necesaria una reconstrucción porque la red existe pero no funciona en las condiciones ideales, lo que tenemos que lograr es una construcción positiva del tejido social.
Las posadas navideñas son el pretexto perfecto para involucrar a la comunidad no solo a seguir transmitiendo nuestras tradiciones de generación en generación sino que también son una oportunidad de entrar, permanecer y trabajar desde el núcleo de la población que queremos ayudar porque eso es lo que hace falta, dejar de hacer políticas de papel desde un escritorio y adentrarse a la realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *