Una “paloma” puede dejarte sordo

Este tipo de pirotecnia detona a 190 decibeles, más de lo que puede tolerar el oído humano
Los niños y niñas son los más propensos a perder la audición con la pirotecnia
Ciudad de México a 05 de diciembre de 2019.- La época decembrina en México es una de las festividades más coloridas y bonitas del país, tan es así que avenidas principales de todo el país se pinta del tradicional color rojo de las nochebuenas, las plazas públicas se ilumina con los tradicionales decorados de navidad y por supuesto esta temporada es una donde la pirotecnia se hace presente, para cubrir el cielo de color además de entretener a chicos y grandes.
A nivel internacional, México ocupa el segundo lugar en Latinoamérica en producción de fuegos artificiales, estando en primera posición Brasil. Aquí en el país, el lugar donde se producen la mayoría de éstos es Tultepec en el Estado de México, conocido por ser la capital de la pirotecnia, la cual se divide en dos categorías: juguetería y pirotecnia espectacular. La primera se refiere a lo que se conoce como “ratoncitos”, “cañones”, “palomas”, entre otros; mientras que la segunda son los “castillos”, los cuales son marcos llenos de pirotecnia que se usan en su mayoría en festividades patronales.
A pesar de que la venta, compra y distribución de pirotecnia está prohibida en el país, de acuerdo a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, es bien sabido que en México se continua con esta práctica de comprarlos, tronarlos e incluir a los infantes, por lo que este tipo de prohibiciones pasan a un segundo o tercer plano; sin embargo, es de suma importancia que se sepa el daño que este tipo de entretenimiento puede generar a los oídos.
De los 70 a los 85 decibeles (dB) se consideran sonidos aptos para el ser humano sin que generen algún tipo de daño, esto en los adultos; no obstante, en los niños estos niveles disminuyen alrededor de 20 decibles porque sus oídos aún son muy sensibles. La detonación de un cohete conocido como R15 o una “paloma” alcanza los 190 dB por lo que este sonido supera totalmente lo que es permisible para nuestros oídos. En el caso de los niños ellos son más propensos a padecer un daño auditivo por dos razones: 1. Su aparato auditivo es mucho más vulnerable que el de un adulto y 2. Tienden a explotar los cohetes mucho más cerca y esto hace que el nivel sonoro efectivo sea mayor. Tanto niños como adultos no están exentos de presentar hipoacusia inducida por ruido, recalcó la Dra. Jimena Atuán Rodas; Especialista en Audiología, Foniatría y Otoneurología de MED-EL.
El ruido que se produce ante cualquier explosión se le conoce por ser del tipo impulsivo, es decir, duración corta, pero potente. En el caso de la pirotecnia la duración puede ser de una milésima de segundo y con eso basta para crear un daño irreversible. Sonidos como los de una “paloma” o “cañones” llegan casi inalterados al oído interno, sacudiéndolo de una forma violenta las células ciliadas, lo que equivaldría a escuchar hablar al doble de la población mundial al mismo tiempo, es decir más de 160 decibeles a una energía de más de 10 mil millones de veces de una conversación normal.
En esta época de festividades lo más recomendable sería abstenerse de usar pirotecnia y mucho más con los niños, pero si no se puede evitar lo ideal es seguir algunas recomendaciones: 

  1. Evitar explotarlos en ambientes cerrados. Por ningún motivo la pirotecnia debe detonarse en lugares cerca de paredes o superficies que puedan reflectar, así como cerca de personas.
  2. Usar protectores auditivos. Se recomienda usar algún tipo de protección de silicón, muy parecida a la que usan los nadadores y que se puede adquirir fácilmente en farmacias o tiendas deportivas.
  3. Reducir al máximo el uso de la pirotecnia. Evitar aquellos que generen explosiones muy fuertes y limitarse al uso de aquellos que no generen sonido y solo sean lumínicos.
  4. Adultos responsables, niños seguros. Los niños no deben ser los que estén en contacto directo con la pirotecnia, siempre tiene que haber un adulto que este por demás al pendiente de ellos.

 Disfrutar de la época navideña y cierre de año no tiene que estar peleado con el cuidado de la audición. MED-EL les desea felices fiestas y les pide que tomen conciencia sobre sus oídos y los de sus hijos. 
***
Acerca de MED-EL
MED-EL, con sede principal en Innsbruck (Austria) y 30 oficinas distribuidas por todo el mundo, es un proveedor internacional líder en sistemas de implantes auditivos. En 1977, la Dra. Ingeborg Hochmair y el Prof. Dr. Erwin Hochmair, científicos austríacos y fundadores de la empresa, desarrollaron el primer implante coclear multicanal, mientras que en 1990 sentaron las bases de la historia de la empresa con la contratación de los primeros empleados. Actualmente, la empresa dispone de 2,000 empleados.
El implante coclear fue y sigue siendo la primera sustitución eficaz y factible de un órgano sensorial. Los implantes cocleares, los implantes de oído medio, el sistema EAS (Estimulación Acústica Eléctrica combinada), el implante de tronco cerebral (ABI), así como el primer implante activo de conducción ósea, conforman la gama de productos más amplia del mundo que MED-EL ofrece en el sector de soluciones implantables para el tratamiento de los distintos tipos de pérdidas de audición. Hoy en día, los pacientes de más de 123 países en todo el mundo pueden oír gracias a los productos de MED-EL. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *