El desafío de la violencia en Sonora y Chihuahua

La masacre ocurrida en Bavispe, en la frontera entre Sonora y Chihuahua, el pasado 4 de noviembre, coloca sobre la mesa la necesidad de entender cuáles son las diferentes dinámicas de violencia que afectan a esta zona del país y, con ello, diseñar estrategias focalizadas para atender el problema.
 
Analizamos estas dinámicas de violencia y las capacidades institucionales de ambos estados, de acuerdo con los datos recién publicados por el SESNSP y el Inegi.
 

  1. Delitos de alto impacto

De enero a octubre de 2019, Chihuahua registró un ligero incremento de 1.7% respecto al mismo periodo del año anterior; mientras que Sonora tuvo una leve disminución de 0.22%.

En lo que va de 2019, los municipios de Sonora que tuvieron la tasa de delitos de alto impacto (por cada 100 mil habitantes) más alta son:

  • Cajeme – 358
  • Puerto Peñasco – 213
  • Agua Prieta – 211
  • Nogales – 202
  • Ures – 197

Mientras que los municipios de Chihuahua con la tasa de delitos de alto impacto (por cada 100 mil habitantes) más alta son:

  • Delicias – 453
  • Juárez – 411
  • Hidalgo del Parral – 402
  • Cuauhtémoc – 298
  • Satevó – 294

Podemos observar que los municipios más violentos de Chihuahua registran tasas mucho más altas que los municipios más violentos de Sonora.
Prevalencia delictiva en hogares

Al analizar cómo afecta la inseguridad a los hogares, encontramos algunas diferencias importantes entre ambos estados. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2019, se estima que el 27% de los hogares de Chihuahua tuvo, al menos, una víctima de algún delito durante 2018, cifra por debajo del promedio nacional de 34%. Por el contrario, Sonora registró una cifra superior a la nacional: 36%.

  1. Tasa de víctimas

Por su parte, la tasa de víctimas por cada 100 mil habitantes en Chihuahua es de 24, cifra que no supera la media nacional de 28, según datos de la Envipe. Al desagregarla por sexo, encontramos que la tasa para las mujeres chihuahuenses es de 23; mientras que para los hombres, de 25.  

Sin embargo, en el caso de Sonora, su tasa de víctimas por casa 100 mil habitantes sí está por encima de la nacional: 32. Al desagregarla por sexo, encontramos que la tasa para las mujeres sonorenses es de 33; mientras que para los hombres, de 30.  

  1. Delitos más frecuentes

Las dinámicas delictivas son distintas en ambos estados. Los delitos que ocurrieron con mayor frecuencia en Chihuahua durante 2018 fueron fraude, extorsión y robo o asalto en calle o transporte público. En el caso de Sonora, los delitos más frecuentes fueron amenazas verbales, robo parcial de vehículo y otro tipo de robos.

  1. Número de agresores

Al analizar el número de agresores que participaron en algún delito, encontramos diferencias sustantivas entre ambos estados. Según la ENVIPE, de los delitos estimados en Chihuahua donde la víctima estuvo presente, en el 53% de los casos participó sólo un delincuente. En el caso de Sonora, esta cifra llega al 75%.

  1. Costo del delito

La delincuencia tiene costos monetarios para la sociedad. De acuerdo con la Envipe, se estima que en 2018 la inseguridad le costó a los ciudadanos de Chihuahua 6 mil 579 millones de pesos. Mientras que para los sonorenses, esta cifra es muy superior: alcanza los 7 mil 493 millones de pesos.

  1. Denuncia

Según la Envipe, se estima que en 2018 se denunció el 13% de los delitos ocurridos en Chihuahua, de los cuales el Ministerio Público inició una carpeta de investigación en el 69% de los casos. Para Sonora, la tasa de denuncia alcanza el 12%, de los cuales se inició una carpeta de investigación en el 61% de los casos.

  1. Percepción de inseguridad

La inseguridad genera miedo en la ciudadanía de ambos estados, pero de manera diferenciada. De acuerdo con la Envipe, el 81% de los habitantes de Chihuahua se siente inseguro en el estado, cifra por encima del promedio nacional del 79%. Mientras que en Sonora, la cifra llega al 68%, por debajo de la media del país.

  1. Y, ¿cuáles son sus capacidades institucionales?

Pese a que 1 de cada 6 homicidios en el país se cometen en estos dos estados, sólo el 5% de los policías estatales y municipales están destinados para pacificar la zona. El gobierno federal ha manifestado que en Sonora faltan 2 mil 917 policías y en Chihuahua mil 817 para operar de manera óptima.

Además, la Guardia Nacional tiene despliegue en ocho coordinaciones territoriales, pero no está presente en municipios con altas tasas de homicidios y narcomenudeo.

Si bien la proporción de elementos de seguridad por cada mil habitantes está cerca de la media nacional, la estrategia de seguridad no está respondiendo de manera efectiva a las dinámicas de violencia de un territorio.

Indicador Sonora Chihuahua Nacional
Población (millones de habitantes) 3.08 3.85 125.93
Estado de fuerza: policías estatales y municipales 5,634 8,853 281,353
Estado de fuerza: Guardia Nacional 2,143 1,983 70,920
Policías faltantes en la entidad 2,917 1,817 77,239
Policías (estatales y municipales) por cada 1,000 habitantes 1.82 2.30 2.23

Fuente: presentación titulada “Informe de Seguridad Pública”, Gobierno de México, 14 de octubre 2019.
 

Ante el crecimiento de la violencia en un territorio tan extenso y diverso como la zona noreste del país, se requiere diseñar estrategias puntuales y redefinir el despliegue operativo de las fuerzas de seguridad para atender oportunamente las diferentes dinámicas de violencia y evitar así tragedias como la de la familia Le Barón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *