Autoridades deben buscar canales de atención inmediata para prevenir la violencia digital

  • Luis Gustavo Parra Noriega, Comisionado del Infoem, participó en el Foro Regional Centro–Occidente, desarrollado en el Estado de Michoacán

Las autoridades de los tres niveles de gobierno deben buscar canales de atención inmediata para prevenir la violencia digital, la cual va en aumento, afirmó Luis Gustavo Parra, Comisionado del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de México y Municipios (Infoem).

A través del Foro Regional Centro-Occidente “Acepto términos y condiciones en la protección de datos personales. Nueva visión de un derecho digital”, convocado por la Comisión de Protección de Datos Personales del Sistema Nacional de Transparencia (SNT), desarrollado en el Estado de Michoacán, el Comisionado del Infoem impartió la ponencia denominada “Violencia digital”.

Para 2018, la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) reveló que México contaba con 74.3 millones de usuarios de Internet, cifra que va en incremento y trae consigo casos de  violencia digital, violencia de género, robo de identidad, ciberacoso, ciberdelitos, grooming, sexting, entre otros; agregó.

Adicionalmente, apuntó que cerca de 9 millones de mexicanas han enfrentado agresiones mediante el uso de tecnologías de la información y que las jóvenes de entre 12 y 29 años son las más atacadas en los espacios digitales; derivado de ello, comentó, se han llevado a cabo acciones legales tendientes a sancionar este tipo de conductas en diversas entidades federativas, para dar acceso a las mujeres a una vida libre de violencia; sin embargo, puntualizó, es precisa la tipificación del delito en el Código Penal Federal con una definición más amplía y de máxima protección, así como la adopción de estas medidas en todas las entidades federativas del país.

Asimismo, el Comisionado Luis Gustavo Parra Noriega enfatizó en que se deben buscar y fortalecer los canales de atención inmediata entre las autoridades, a fin de prevenir y dar solución a este tipo de violencia, puesto que se trata de datos especialmente sensibles, la privacidad de la víctima pudiese estar en peligro, así como su dignidad y trae consigo repercusiones en diversas esferas de la persona.