Con reforma constitucional en materia de Estado de Bienestar lograremos la Ciudadanía Social en México: Zoé Robledo

·         Modificación al artículo cuarto constitucional, propuesta por el Presidente de la República, es el fundamento para proteger a la población más vulnerable y alcanzar una sociedad más justa.

·         Se trata de convertir en auténticos ciudadanos a los 3.5 millones de mexicanos analfabetas, los 52.4 millones que viven en pobreza y los 9.3 en pobreza extrema, los 19.1 millones sin acceso a servicios de salud.

La reforma al artículo cuarto constitucional, propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, garantiza el papel protagónico del Estado como garante en la protección de los derechos sociales, “con esta reforma se alcanzaría un ideal largamente postergado: la construcción de la Ciudadanía Social”, afirmó el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Maestro Zoé Robledo.

El titular del IMSS señaló que el siglo XXI mexicano será el de la Ciudadanía Social, es decir, aquel que garantice el derecho a un desarrollo humano adecuado, acceso a oportunidades económicas, la inclusión de todas y todos al reparto equitativo de los esfuerzos y bienes sociales.

Aseguró que la Cuarta Transformación tendrá en la reforma al cuarto constitucional el fundamento para lograr, consolidar y sostener una economía próspera para proteger a la población más vulnerable y alcanzar una sociedad más justa, “la 4ª es el 4º”.

Destacó que las acciones concretas de esta modificación a la Carta Magna son: crear el Sistema Nacional de Salud para el Bienestar que dé atención médica a quienes no cuentan con seguridad social; apoyar económicamente a las personas con una discapacidad permanente; una pensión para las personas mayores de 68 años en lo general y de 65 años para la población indígena; y un sistema de becas para estudiantes en condición de pobreza de todos los niveles escolares.

“Se trata de convertir en auténticos ciudadanos a los 3.5 millones de mexicanos analfabetas, los 52.4 millones que viven en pobreza y los 9.3 en pobreza extrema, los 19.1 millones sin acceso a servicios de salud. Hacer ciudadanos a los que no tuvieron más expectativa que dejar sus pueblos y migrar. A los que quisieron trabajar y no encontraron dónde”, refirió.

Agregó que de eso se trata esta reforma, de hacer visibles a los que por muchas décadas no lo fueron, los más pobres, los indígenas y los desprotegidos, que a pesar de ser ciudadanos mexicanos, no se les contemplaba en el justo reparto de riqueza, en los accesos a la salud y al bienestar. 

Zoé Robledo recordó que en el siglo XIX la generación de la Reforma construyó la Ciudadanía Jurídica al lograr preservar la integridad territorial del Estado, crear las instituciones básicas y hacer valer las leyes nacionales.

El siglo XX fue para México la lucha por la democracia y la construcción de la Ciudadanía Política, aquella que protege el derecho a votar y ser votado. “Del Sufragio Efectivo, No Reelección a la alternancia partidista, nos llevamos prácticamente 100 años”, indicó el titular del Seguro Social.

Por ello, insistió en que una vez que el país ha construido y consolidado su noción de Ciudadanía Jurídica y Ciudadanía Política, el siglo XXI debe ser el de la Ciudadanía Social.

Consideró que en esta transformación habrá dificultades y resistencias, “si queremos emular esas grandes horas de nuestra historia, el esfuerzo debe ser de toda una generación de mexicanos que entendió el momento, asumió su papel y actuó en consecuencia. De lo que hagamos en esta hora dependerá la forma como hablen de nosotros los mexicanos dentro de 100 años”.