Cinco recomendaciones de Grupo Marhnos para adquirir créditos hipotecarios mancomunados

  • Créditos mancomunados potencian capacidad de pago y aumentan posibilidades de créditos hipotecarios de mayor monto.
  • Ahora, los créditos mancomunados se amplían para parejas en concubinato, parejas del mismo sexo, familiares en línea directa y, en algunos casos, para amigos.
  • Es necesaria la asesoría legal y financiera para adquirir estos créditos.

 Ciudad de México, a 19 de febrero de 2020. Ante el crecimiento en la demanda de vivienda nueva y el impulso a créditos hipotecarios mancomunados en México, Grupo Marhnos, empresa líder en el desarrollo de proyectos inmobiliarios, dio a conocer cinco recomendaciones básicas al adquirir un crédito en pareja o grupo.

Blanca Rodríguez, Directora de Finanzas de Grupo Marhnos, aseguró que los créditos mancomunados se han convertido en una de las mejores alternativas pues “la suma de ingresos de dos personas o más personas potencia su capacidad de pago y en conjunto aumentan sus posibilidades de obtener un crédito hipotecario de mayor monto”.

Sobre este asunto, Ana Ximena Torres, Directora de Marhnos Hábitat, destacó la variedad actual que existe en la oferta de créditos hipotecarios mancomunados: «Antes, sólo se otorgaban créditos para vivienda a familias tradicionales o unipersonales; ahora, hay opciones para parejas que no tienenuna relación conyugal legal y viven en concubinato;parejas del mismo sexo; familiares en línea directa: hermano, padre, madre, hijo; incluso, existen créditos en conjunto para amigos; esto nos permite a los desarrolladores inmobiliarios ofertar más posibilidades de vivienda”.

Por ello, especialistas de Grupo Marhnos elaboraron cinco recomendaciones básicas para quienes están interesados en adquirir un crédito hipotecario mancomunado:

1.Cálcular la capacidad de pago
Quienes aspiran a un crédito hipotecario mancomunado deben hacer una evaluación, primero individual y después grupal, donde consideren sus ingresos, edad y años de trabajo.
Conocerel panorama financiero que vive cada uno de los contrayentes de la hipoteca ayudará a determinar si pagarán en forma proporcional equitativa o de acuerdo a las capacidades financieras de cada uno, tomando en cuenta que quien pague más será el responsable titular del crédito, el resto serán corresponsables y al final todos serán copropietarios de la vivienda en partes iguales.

2. Plan de ahorro
Una vez establecidos el presupuesto y el costo total del crédito hipotecario mancomunado, es preciso dar paso a un plan de ahorro. Aquí todas las partes involucradas aceptar que van adquirir un plan de ahorro a largo plazo, tiempo en el que compartirán inversión, gastos, responsabilidades y al final todos  serán beneficiados de manera equitativa como copropietarios de la vivienda.
La parte inicial del plan de ahorro debe centrarse en el enganche para comprar la vivienda; de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) un enganche representa entre 20 o 35 por ciento del monto total del crédito hipotecario, por lo que cantidad inicial del ahorro grupal debe ser por lo menos el 20 por ciento del valor de la vivienda.

3. Establecer el monto del crédito
Una vez establecida la capidad de pago en conjunto, se debe calcular el tipo y valor de la propiedad, así como planear el uso que se le dará, desde habitarla, hasta arrendarla o usarla como instrumento de inversión.
En este punto es fundamental informarse sobre las tasas de interés vigentes. En momentos de crisis económicas, las tasas de interés tienden a subir, por lo que suele haber una menor disponibilidad de ingresos.
Afortunadamente, desde 2019 el Banco de México (Banxico) ha bajado de 9.25% a 8% la tasa anual fija de crédito hipotecario, lo que favorecer la compra de vivienda.

4. Evaluar la oferta de créditos hipotecarios 
Antes de adquirir una hipoteca es necesario investigar y comparar exhaustivamente los distintos planes y programas que existen en el mercado financiero. Actualmente, en México Bancos, Sociedades Financieras de Objeto Múltiple no reguladas (SOFOM E.N.R.), INFONAVIT y FOVISSSTE ofrecen una amplia variedad de opciones en créditos mancomunados para adquirir vivienda; cada uno con sus propios beneficios, condiciones y obligaciones.
Aquí es imprescindible calcular y tomar en cuenta el Costo Anual Total (CAT) del crédito, donde se incluirán gastos derivados de la compra de una casa, como por ejemplo la firma de las escrituras o el avalúo.

5.Firma de acuerdos de responsabilidad civil
Antes de firmar una hipoteca es preciso establecer, mediante un acuerdo de responsabilidad civil, los compromisos que adquirirán quienes asuman un crédito mancomunado, así como las acciones a seguir en caso de que alguno de los involucrados incumpla con la aparte que le corresponde. 
Situaciones inesperadas como desempleo, enfermedad o muerte pueden llevar ocasionar el incumplimiento de alguno de los mancomunados al crédito; en estos casos aplica la cobertura de los seguros adquiridos desde el inicio de la hipoteca; sin embargo, existe la posibilidad de que alguna de las por voluntad propia omita su responsabilidad de pago, de manera que la o las personas restantes quedan como responsables del resto de la hipoteca y pueden resultar afectadas en su capacidad de pago y en el resto de sus finanzas personales.
La firma de un acuerdo de responsabilidad civil entre todos los acreditados ayudará a prevenir posibles dificultades legales, financieras y personales a futuro y contribuirá a culminar sin contratiempos el pago la hipoteca. 

Grupo Marhnos cuenta con asesores especializados para guiar a las parejas  o grupos interesados en adquirir vivienda a través de un crédito mancomunado.  De igual forma, recomienda considerar la asesoría de Bancos, Sofomes o instituciones de gobierno como Infonavit, Fovissste y/o Conducef.