Editorial

Hoy llevará a cabo el PRI mexiquense su XLVI Sesión Ordinaria de su Consejo Estatal después de su supuesta renovación de estructuras.

Hoy se seguirá viendo si los ánimos en la militancia también se renovaron o siguen por los suelos ante la complacencia de sus líderes y gobernantes frente a Morena y la 4T, ante los escándalos de corrupción que siguen azotando el prestigió de este partido político y las decisiones del CEN de echar a andar una pésima campaña que los termino hundiendo más de los que ya estaban.

Eso a nivel general, pero también a nivel particular están mal las cosas para la dirigente Alejandra Del Moral, que algunos de los miembros de su Comité Directivo se sienten como si fueran los mejores tiempos del priísmo.

El caso de Ismael Ordoñez, nombrado Secretario de Operación Política pero que se siente casi el Presidente del CDE, en el que prácticamente ve para abajo a la militancia y hasta sus amigos no les contesta el teléfono, parece que de operador político no tiene nada.

Tambien el caso de Omar Olvera, quien sin experiencia política más la que siempre haber estado cobijado, quiere enseñar como hacer política a los priístas que ha diferencia de el, sí han ganado una elección, tanto así son sus aires de grandeza que va más allá de su encargo de Acción Legislativa y hasta en ayuntamientos se quiere meter.

Alejandra Del Moral, debe de poner en casa para después comenzar la reconstrucción del partido político.