Legado

Imagogenia
Martha Nava Argüelles
@mar_naa

“El transporte en el Estado de México mata”, es una realidad que la organización Greenpeace expuso hace un par de días dentro y fuera de Palacio de Gobierno con un par de lonas en color amarillo, esta no es la primera vez que la organización interviene en temas del sector en la entidad. A finales de enero, junto con otras organizaciones, demandaron al Gobernador, Alfredo del Mazo y al Secretario de Movilidad, Raymundo Martínez cancelar el aumento a la tarifa de transporte público masivo que pasó de 10 a 12 pesos.

Honestamente dicha petición está completamente justificada pues el transporte en la entidad podríamos calificarlo como caótico e inseguro. Nada menos el día de ayer un joven perdió la vida al negarse a entregar su laptop a unos asaltantes que abordaron la unidad en la que viajaba aproximadamente a las 5:00 am en Paseo Tollocan, esto no es nuevo, es algo que sucede todos los días y por lo que sigue sin hacerse nada al respecto. Así, abordar un camión, combi o taxi es deporte de alto riesgo para el que no existe seguro y es que no escribo al aire, nada menos el año pasado sólo en enero y febrero se denunciaron cerca de 4 mil robos al transporte público de los cuales 2 mil 375 fueron con violencia y casi el 94% de estos últimos fueron en el Estado de México y en la Ciudad de México.

Lo escribí cuando se anunció el aumento al transporte el año pasado, el gremio ha generado compromisos que el gobierno no le ha obligado a cumplir desde hace ya más de una década, ya sea porque le da flojera o porque existen otros compromisos detrás que no les conviene romper.

Aquí lo interesante es notar que para Alfredo del Mazo el único proyecto que mueve a su administración es el Salario Rosa, pues todo parece indicar que con sus políticas actuales no le interesa subsanar fallas que se vienen arrastrando desde hace varias administraciones –ya no digamos dejar una huella o legado con algún gran proyecto-; específicamente sobre el transporte se han hecho muchas promesas como: el reordenamiento, la modernización, la seguridad, la capacitación de los operadores, el cuidado al medio ambiente sólo por mencionar algunos.

Sin embargo, de todo esto debo recalcar un punto clave “empatía”, esta palabra es importantísima para la imagen tanto del Gobernador como del Secretario de Movilidad, pues ambos carecen de esa sensibilidad que les ayudaría a entender la problemática que padece el usuario todos los días, cómo lo mencionó Carlos Samayoa responsable en temas de movilidad de Greenpeace “Tal vez han oído hablar de la inseguridad, pero jamás la han experimentado”; Para los millones de usuarios de transporte público del Estado de México es una realidad que los acosa todos los días, nada menos según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana realizada por el INEGI en 2019 el 74.3% de los mexicanos encuestados se siente inseguro en el transporte público o dígame ¿usted se siente seguro?