Se requieren cambios legales para detener la violencia en las escuelas: Ana Lilia Herrera Anzaldo

Ana Lilia Herrera Anzaldo

Debido a que los casos de acoso escolar, mejor conocido como “bullyng” van en aumento, el Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, propuso, mediante iniciativa de ley, trabajar en cambios legales para detener la violencia en las escuelas y garantizar a los alumnos un ambiente seguro, inclusivo, de respeto y equidad.

Los diputados Ana Lilia Herrera Anzaldo, Mariana Rodríguez Mier y Terán, René Juárez Cisneros e Ismael Hernández Deras presentaron la reforma a  la Ley General de Educación y la ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para obligar a las autoridades educativas públicas y privadas, de educación básica, media y superior, a diseñar una estrategia de prevención, detección y atención de los casos de maltrato físico, emocional y vandalismo al interior de los planteles escolares.

Al presentar la iniciativa de ley, en la tribuna de la Cámara de Diputados, la legisladora Ana Lilia Herrera Anzaldo dijo que,  se busca “garantizar que los alumnos tengan acceso a un ambiente de aprendizaje seguro, inclusivo y sano y fortalecer las estrategias dirigidas a la construcción de una convivencia pacífica”.

Los legisladores manifestaron, en la exposición de motivos, que en México la violencia escolar es cada vez más grave y se encuentra en franco ascenso, las conductas van desde la indisciplina, disrupción, maltrato físico y psicológico, acoso sexual,  amenazas, la discriminación y ninguna es fácil de distinguir, a menos que haya una denuncia de por medio.

“El daño para las víctimas es mayor e impacta en su integración,  rendimiento o deserción escolar y en detrimento de su salud pues disminuye la autoestima, presenta estados de ansiedad, cuadros depresivos e incluso puede atentar contra la vida de sus compañeros o la propia”.

La propuesta del PRI incluye que, en coordinación con los padres de familia o tutores, se construyan reglamentos escolares que incorporen la perspectiva de derechos, valores democráticos y el principio de interés superior de la niñez.

“La violencia escolar no es un tema que contenga  ideologías, sino un asunto que urge a los mexicanos, para prevenir la violencia que hoy estamos viviendo como sociedad”.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, afirma que México ocupa el primer lugar a nivel internacional en violencia  escolar; un estudio de la Comisión Nacional de Derechos humanos  indica que 7 de cada 10 de las niñas y niños han sido víctimas de acoso escolar y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación destacó que en los niveles de primaria y de educación media superior, cerca de una tercera parte de los estudiantes reportó haber sufrido agresiones verbales, mientras que más de 66 por ciento de los alumnos de segundo grado de secundaria, fueron objeto de burlas y apodos ofensivos por parte de sus compañeros.