Que las personas sobrevivientes al cáncer puedan acceder a un crédito o subsidio vía el banco del bienestar: Ernesto Nemer

La sociedad mexicana está llamada a ser solidaria, afirmó el diputado Ernesto Nemer Álvarez al convocar a hacer visibles a quienes tienen la fuerza de voluntad para reincorporarse a sus tareas cotidianas, a pesar de las secuelas neurológicas, psicológicas y físicas que les deja una enfermedad como al cáncer.

Por ello propuso, desde la máxima tribuna del país, una reforma a la Ley General de Desarrollo Social  para que a los casi 4 mil sobrevivientes de cáncer que hay en México, de acuerdo a datos aproximados del Sector Salud, se les apoye con un subsidio de 2 mil 620 pesos bimestrales, durante un año, para reincorporarse a tareas productivas, ya sea en un empleo o en una actividad económica.

El monto es similar al que reciben de pensión los adultos mayores de 68 años y quienes tienen alguna discapacidad, lo que representaría una erogación anual de 62 millones 880 mil pesos para ayudar a estas personas guerreras que se enfrentan a esta enfermedad.

El diputado del Estado de México subrayó que brindar apoyo solidario a las personas y familias con enfermedades no transmisibles sigue siendo un desafío para la política pública en México, sin dejar de resaltar el impacto financiero que representa la pérdida de vidas en etapas productivas de la vida laboral.

Sin embargo, los sobrevivientes de cáncer no pueden contar una historia mejor, derivado de las consecuencias alternas –físicas, psicológicas y materiales– de las quimioterapias, muchas veces perdiendo el empleo, por ello la necesidad de que las personas con condiciones de salud asociadas al cáncer puedan acceder a un crédito o subsidio vía El Banco del Bienestar.

“El beneficio sería muy trascendente para los sobrevivientes de cáncer, ya que el Banco del Bienestar al cierre de 2018 contaba con 2 mil 421 puntos de atención en todo México. Con ello la inclusión financiera de los sobrevivientes de cáncer sería una realidad y un programa realmente exitoso entre quienes han dejado todo para dar su lucha por la vida”.

Para nadie es un secreto que las enfermedades como el cáncer, la leucemia, el VIH-sida, cirrosis hepática, trasplantes o los cuidados intensivos neonatales y trastornos pediátricos, generan un fuerte efecto en la economía de las familias y de los gobiernos, subrayó el legislador.