Crea PROCOEM puentes de colaboración con ayuntamientos mexiquenses

•Atiende Procuraduría del Colono del Estado de México problemáticas condominales de Cuautitlán Izcalli.
•Destaca Jorge Adolfo Hughes Pérez, titular del organismo, trabajo coordinado para impulsar una cultura de paz y desarrollo de los asentamientos humanos y conjuntos habitacionales.
 
Naucalpan, Estado de México, 1 de marzo de 2020. El titular de la Procuraduría del Colono del Estado de México (Procoem), Jorge Adolfo Hughes Pérez, se reunió con la Procuradora Condominal de Cuautitlán Izcalli, Delia Mariana Rodríguez Orozco, con el propósito de crear estrategias y líneas de acción que permitan resolver los problemas de los habitantes que viven bajo la Ley de Régimen de Propiedad en Condominio.
 
Derivado de la mesa de trabajo y las gestiones que se realizaron con el Presidente municipal de Cuautitlán Izcalli, Ricardo Núñez Ayala, se logró que en el fraccionamiento “Lago de Guadalupe” se constatara, de manera presencial, la situación por la cual atraviesan, en relación a la colocación de plumas y rejas mecánicas que impiden indebidamente el paso hacia este fraccionamiento.
 
Respecto al tema de la vida condominal, Hugues Pérez destacó que es primordial mantener el orden y la paz cuando se habita en un condominio, por lo que es necesario estar conscientes de las obligaciones que se adquieren al comprar un inmueble bajo este régimen.
Destacó que es necesario respetar las decisiones que se tomen bajo los acuerdos de la asamblea, siendo la voz de la mayoría de los condóminos.
En ese mismo contexto, dijo, también se cuenta con derechos, uno de ellos es solicitar rendición de cuentas periódicas por parte del administrador, quien puntualmente debe justificar cada gasto realizado en pro del condominio.
Al señalar que se seguirá trabajando de manera coordinada con las autoridades municipales, a fin de que los colonos mexiquenses sean beneficiados, el funcionario mexiquense reconoció la suma de esfuerzos entre las autoridades para la difusión de la cultura de paz por parte de este organismo.
 
“Es necesario comunicar los derechos, obligaciones, alcances y formas de convivencia, que son fundamentales para implementar políticas públicas que permitan mejorar las condiciones de vida de las comunidades”, concluyó.