Aumenta donación de órganos y tejidos en el ISSSTE

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) logró en 2019 aumentar las donaciones por muerte cerebral en 30.4 por ciento, y las derivadas de personas con paro cardiaco en 172 por ciento, con respecto al año anterior, dando nuevas oportunidades de vida en el país a enfermos crónicos con daños irreversibles.  

Al agradecer la respuesta positiva de la población a las campañas de donación de órganos, el Director General, Luis Antonio Ramírez Pineda, dijo que en este año el organismo estima aumentar el número de donantes; actualmente hay una tasa de 1.2 por cada millón de derechohabientes.

Por su parte, el Coordinador de Donación Regional Centro, Diego Guzmán Cárdenas, señaló que a través del Programa Institucional de Donación y Trasplantes se logró tener en 2019 un total de 33 donantes multiorgánicos y 105 de tejidos.

A su vez, la Coordinadora Nacional de Donación de Órganos y Tejidos del ISSSTE, Lizaura Gómez Flores, informó que de estas donaciones se obtuvieron un total de 12 hígados viables, 51 riñones, 172 córneas, un donante de válvulas cardiacas y 89 de tejido músculo esquelético, de estos 36 donaron también piel.

Los valiosos productos fueron distribuidos entre derechohabientes del organismo y otras instituciones públicas y privadas, con pacientes en lista de espera compatibles y en condiciones óptimas para el trasplante, dijo.

“El número de mexicanos beneficiados con órganos fueron 63, un total de 172 recuperaron su vista gracias a trasplante de tejido corneal y por cada uno de los 89 donantes de tejido músculo esquelético y piel se beneficia a más de 100 personas”, refirió la coordinadora del programa. 

Guzmán Cárdenas destacó que uno de los mitos más arraigados con respecto a la donación de origen cadavérico, es el pensar que el cuerpo del donante es mutilado “debemos aclarar que nuestros proveedores de vida son héroes y sus cuerpos son tratados con respeto, dignidad y sumo cuidado”.

Explicó que “las técnicas quirúrgicas utilizadas para la extracción de órganos y tejidos se realizan cuidadosamente por personal altamente calificado, quien prioriza el aspecto físico de nuestro donante, siempre en búsqueda de la estética y preservando la apariencia habitual aún después de haber donado córneas, piel y tejido músculo-esquelético, permitiendo los eventos póstumos con féretro abierto”.

Para dimensionar el impulso que se le ha dado a la donación de órganos en la presente administración, Guzmán Cárdenas reveló que “en el año 2016 el Instituto contaba con 16 unidades médicas avaladas por COFEPRIS con una Licencia de Procuración de Órganos y Tejidos con Fines de Trasplante, actualmente contamos 29 centros avalados y en trámite se encuentran 7 más por concretar en el primer semestre del 2020”.

“La Coordinación de Donación Regional Centro actualmente genera el 94 por ciento de la donación total del Instituto”, puntualizó.

Estableció que dada la prevalencia de enfermedades crónicas no transmisibles y el envejecimiento de la población, la necesidad de órganos y tejidos es muy grande y la labor del Instituto es aumentar la difusión de la donación entre la población. 

“A quienes desean ser donantes altruistas en caso de muerte cerebral o paro cardiaco, no olvidar compartir la información con nuestra familia ya que ellos son quienes tomarán la decisión al momento del fallecimiento”, dijo Guzmán Cárdenas.