mujeres perredistas presentan plan de acción de 10 puntos para prevenir y erradicar la violencia de género

•          Critican al Gobierno Federal de minimizar la violencia de género y los feminicidios

•          Lamentan la ceguera del gobierno de AMLO y la soberbia que no le ha permitido ver ni escuchar las voces que reclaman seguridad

Las mujeres del Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentaron un plan de acción de diez puntos indispensables para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia en contra de las Mujeres y de las Niña, además de pronunciarse por la integración de un Consejo Multidisciplinario de Expertas para la Declaración de la Alerta de Violencia de Género.

Durante la conferencia “Erradicación de la violencia feminicida” impartida por la ex senadora Angelica de la Peña, las perredistas se pronunciaron porque el presidente Andrés Manuel López Obrador establezca junto con su gabinete acuerdos dirigidos a la prevención, atención, sanción y erradicación de todos los tipos de violencia de género, así como por la tipificación del feminicidio y la  integración de los datos en el Banco Nacional de Datos de la Violencia de Género, para establecer un Diagnóstico Nacional de la Violencia de Género.

En su intervención, la dirigente nacional, Karen Quiroga Anguiano confió en que luego del activismo de los últimos dos días, los responsables de los tres poderes reaccionen con acciones específicas en favor de la mujer para no darle tregua al maltrato y al feminicidio.

Dijo que los 10 puntos que presenta este instituto político requieren voluntad política para su implementación, en ese sentido, dijo que después del Paro Nacional y la marcha del 8M hay que estar pendientes para seguir la ruta del cambio, “si nuestras abuelas consiguieron el voto, el trabajo asalariado, con quien nos casamos y la decisión de nuestros cuerpos, nosotros también podremos”.

Hoy lo que sigue es exigir al gobierno el pago de la deuda que tiene con nosotros mediante políticas públicas y educación con perspectiva de género, que los funcionarios no acosen, y a las mujeres nos toca denunciar cualquier tipo de violencia, expresó.

En tanto, Adriana Díaz, lamentó que el presidente de la República haya bloqueado las diferentes señales para comunicarse durante la marcha del domingo 8 de marzo, lo que evidenció la misoginia y la insensibilidad sobre los problemas que enfrentamos las mujeres.

“Es un presidente insensible y que minimiza la problemática que actualmente atraviesan las mujeres, en verdad lamento la ceguera del Gobierno Federal, la soberbia que no le ha permitido ver ni escuchar las voces que reclaman seguridad, paz y justicia para todas las que han sufrido violencia de género, para aquellas madres e hijas que lloran”. 

Acusó que la administración federal se ha convertido en un gobierno de impunidad “porque no ha dado soluciones y trata de que no nos visibilicemos, por ello la importancia de estas propuestas, ya que la tipificación del feminicidio ha sido una lucha por décadas y de  muchas mujeres; hoy tenemos que hacer valer ese derecho en el Código Federal y una de las tareas primordiales es accionar en los 32 congresos locales para la definición del feminicidio, para que los protocolos queden bien establecidos y se puedan seguir al pie de la letra, así como la especialización de los agentes del MP y peritos en la materia”.

En su intervención, la ex senadora Angélica de la Peña señaló que ningún feminicidio puede justificarse, «no hay razón jurídica para no prevenir los asesinatos de mujeres, todos son prevenibles ya que se llevaron a cabo por una gran omisión del Estado”.

Acusó que, al presidente de la República, el hombre más poderoso de México, no le gustan las mujeres rebeldes y que elegimos nuestros derechos, por lo que se pronunció por buscar alianzas y sinergias para concretar acciones en conjunto con otras mujeres y hombres de otros partidos e incluso con los medios de comunicación.

En cuanto a la afectación presupuestal para este sector, llamó a las mujeres a luchar contra los estereotipos y la ineficiencia de las autoridades, “necesitamos insistir que las instituciones sirvan para lo que están formadas, que se creen fiscalías especializadas en delitos contra las mujeres, así como una reforma política que atienda la violencia de género, además de defender el presupuesto de Egresos para resolver esta problemática”.

A su vez, Martha Dalia Gastélum, integrante de la Organización Nacional de Mujeres (ONM) dijo que la enorme demostración que hicieron las mujeres mexicanas durante la marcha del 8M fue un “ya basta” de la violencia que se vive en México y mientras no se acabe el patriarcado no se podrá lograr la igualdad entre hombres y mujeres en este país.

Afirmó que este instituto político necesita estar a la altura del momento histórico y entender que sin las mujeres este partido no podrá seguir, “en el PRD no vamos a renunciar a formar parte de esta lucha y estar en los primeros lugares, porque ha sido nuestra lucha por muchos años”, subrayó.

En tanto, la dirigente nacional, Estephany Santiago, afirmó que en las elecciones que se realizarán en 2021 para nombrar a nuevos diputados federales y algunas gubernaturas, las candidatas tienen que ser mujeres y los papeles tienen que invertirse de manera igualitaria, “porque no existe un México sin las mujeres y se tiene que tomar en cuenta para la elección de las candidaturas al interior del partido”.

En el evento participaron de la Organización Nacional de Mujeres, Cristina Ramírez, Deborah Romero y las dirigentes estatales Brenda Villena y Nora Arias.