A CNDH ya no representa los intereses ciudadanos, ni cuenta con el principio de imparcialidad: PRD

·         La renuncia de José de Jesús Orozco evidencía que la Comisión no cumple con la misión constitucional de protección a los derechos humanos

·         Desde un inicio, el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra estuvo plagada de irregularidades

La Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) lamenta la renuncia de José de Jesús Orozco Henríquez, como integrante del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), ya que evidencía que la Comisión no representa los intereses ciudadanos y no cuenta con los principios de autonomía e imparcialidad que debe tener.

Lo anterior se suma a las renuncias que presentaron cinco integrantes del Consejo Consultivo de la CNDH el pasado mes de noviembre, luego del nombramiento de Rosario Piedra Ibarra como presidenta del organismo.

Los dirigentes perredistas señalaron que la renuncia de Orozco Henríquez forma parte de las inconformidades que hay dentro de la Comisión, pues según la propia carta de renuncia, la titular obstruye las atribuciones del Consejo Consultivo y la CNDH ya no cumple con la misión constitucional de protección de los derechos humanos de las víctimas, la atención a migrantes, periodistas y personas defensoras de los derechos humanos.

El PRD desde un inicio cuestionó el nombramiento de Piedra Ibarra, dado  que estuvo plagado de múltiples irregularidades ya que él o la nueva titular debería haber sido una persona imparcial, autónoma, sin militancia política y mucho menos haber sido candidata de algún partido político, como fue el caso de la ahora presidenta de la CHDH.

Añadieron que la titular se ha comportado como una empleada más de la Cuarta Transformación y queda claro que la dependencia ya no es el organismo autónomo e independiente, pues obedece a los intereses del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Lo anterior se suma al nombramiento que recientemente se hizo de John Ackerman como integrante del Comité Técnico de Evaluación del Instituto Nacional Electoral (INE), a cargo de la CNDH, pues tampoco cumple con el requisito de imparcialidad debido a que forma parte del Instituto de Formación Política de Morena.

Queda claro que la intención del Gobierno Federal es colocar consejeros “a modo” y cercanos al gobierno, con el fin de cooptar a las instituciones, lo que representaría un atentado directo a la independencia de los organismos autónomos, finalizaron los dirigentes perredistas.